Qué es y cómo evitar la sequedad ocular

Actualizado: abr 13

Ese picor y escozor que notas al final del día en tus ojos tienen fácil solución. Son síntomas de la sequedad ocular. A continuación, te explicamos por qué te ocurre y cómo solucionarlo.


La sequedad ocular afecta aproximadamente a una de cada tres personas. Es más frecuente a partir de los 50 años. Las causas más habituales de tener los ojos secos son el humo, el aire acondicionado, pasar muchas horas delante de una pantalla, la alergia, etc. Pero, con la pandemia ha quedado demostrado que el uso de las mascarillas aumenta los casos de sequedad ocular. Esto se debe a que el aire caliente que exhalamos por la boca sube directo a nuestros ojos.


¿Alguna vez sientes picor a lo largo del día? ¿Notas sensación de arenilla al parpadear? ¿Te lloran los ojos? Podrías tener sequedad ocular.

Chico con picor e irritación en los ojos por sequedad ocular


¿Qué es la sequedad ocular?

La sequedad ocular es una patología que se caracteriza por una alteración de la capa líquida que cubre el ojo y de su superficie, haciendo que disminuya la lubricación. Esto provoca esa sensación de arenilla, escozor, irritación, molestia a la luz e incluso lagrimeo excesivo para contrarrestar la falta de humedad.

La sequedad ocular puede ser de dos tipos en función de su origen:

  • Ojo seco hiposecretor: cuando se produce menos lágrima. Suele aparecer a lo largo del día.

  • Ojo seco evaporativo: cuando la lágrima se evapora demasiado por alteración de su composición. Es la más frecuente y aparece generalmente por la mañana.


¿Cómo se soluciona esto?

El tratamiento se basa principalmente en reducir los síntomas y recuperar la capa que lubrica los ojos. Para ello contamos con:


  • Lágrimas artificiales/colirios hidratantes: contienen sustancias humectantes (que aportan agua) y viscosas (que retienen el agua) para mejorar la hidratación en el ojo. Podemos encontrarlas tanto en formato multidosis (el típico frasco) como en forma de monodosis. ¿Cuándo elegir uno u otro? Es muy sencillo, si lo utilizas todos los días, el formato multidosis. Suelen durar 4 semanas una vez abiertos. Algunos más dependiendo de su composición y del frasco. Si lo utilizas de vez en cuando, te interesará más el formato monodosis. Lo usas sólo el día que lo necesitas y el resto no van a caducar hasta la fecha que marque la caja.

  • Spray ocular: contiene sustancias que refuerzan la lágrima y hace que disminuya su evaporación. Es decir, también mejoran la hidratación.

  • Gel reparador: es más denso que un colirio. Su principal ventaja es que permanece más tiempo en la superficie del ojo. Suele aplicarse de noche porque puede emborronar un poco la vista. Es muy útil en los casos en los que ves que con la lágrima artificial no llega. También cuando notas molestias ya al despertar.

  • Toallitas palpebrales: para limpiar en profundidad los párpados y retirar toda la porquería acumulada durante el día. Indispensable si tienes alergia al polen. Por ejemplo.

  • Complementos alimenticios: a base de vitamina A u omega 3. Ayudan a mejorar la lubricación del ojo.


Mujer aplicándose una lágrima artifical o colirio para la sequedad ocular

Escrito por: Carmen

24 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo